Reconocimiento Les Corts de Les Dones

icr_7276

Aún sigo emocionada por haber sido parte del reconocimiento colectivo de Les Corts Valencianes a las trayectorias y contribuciones de mujeres y entidades a la igualdad y los derechos de las mujeres. Les Corts de Les Dones se celebra desde 2016 y, cada año, a propuesta de la Comissió d’Igualtat de Gènere i Polítiques LGTBI del parlament, homenajea a diez mujeres. Ha sido un orgullo inmenso formar parte de las ‘elegidas’ y participar de la solemnidad de este acto parlamentario convirtiendo Les Corts Valencianes en Les Corts de Les Dones, el 22 de marzo de 2019.  Mi agradecimiento a toda la Comissió d’Igualtat y muy especialmente a Maria Josep Ortega por haber presentado mi candidatura a este reconocimiento.

Ha sido reconfortante que entre los 10 reconocimientos se haya destacado también el trabajo del portal feminista E-leusis, ahora e-mujeres, promovido por Gusi Bertomeu y Cristina Llorens, la Fundación Isonomía, con quienes tantos trayectos hemos ido compartiendo en estos años, y también a la periodista Julia Ruiz.

El acto ha sido también un placer para los sentidos, al poder escuchar a la pianista Renata Casero y la mezzosoprano Consuelo Hueso, interpretando piezas de las valencianas Matilde Salvador, Consuelo Colomer, Ángeles López Artiga y María Teresa Oller.

Y esto apenas es una breve muestra de la riqueza de las contribuciones que tantas mujeres estamos haciendo desde diferentes ámbitos. Gracias, compañeras! Y gracias a mis queridas amistades que han querido acompañarme en este momento: Paula Rios, Macu Gimeno, Adel Francès, Mar Ortega y María Luisa Moltó, con quien aprendo cada día desde la Cátedra de Economía Feminista.

Comparto la breve intervención que hice y algunas fotos del acto.

Em sent emocionada i agraïda per aquest reconeixement; el rep amb orgull i amb la responsabilitat de saber-me partícep de les contribucions feministes que moltes dones han realizat ja.

És un inmens plaer participar en ‘Les Corts de les dones’, ho sento com un emotiu homenatge de la història de les dones i de com les dones transitem transformant aquesta comunitat. Gràcies.

Sé que si hoy estoy en esta situación es por todo lo vivido hasta ahora y por ser parte activa de las sinergias y redes feministas que tejemos entre muchas. Con algunas comparto trayectos, alianzas, complicidades, activismo y el compromiso firme de seguir hasta que todas las mujeres podamos sentirnos arropadas por los derechos humanos. Juntas sumamos energías para transformar esta sociedad en algo más vivible, habitable, inclusiva y respetuosa con las personas y el planeta. En estos días, las voces de la juventud nos recuerdan que no hay planeta B, que este sistema es insostenible y hay que parar la acción depredadora y repensar cómo salimos de este sinsentido. El pasado 8 de marzo fuimos millones de mujeres y feministas quienes salimos a las calles a exigir darle un revolcón a este sistema sin más demora.

Soy una más de quienes estamos dispuestas a darle un revolcón a este sistema patriarcal para avanzar hacia otro modelo de sociedad. Lo hacemos desde las asociaciones y colectivos feministas, desde la acción sindical, las empresas y espacios económicos, desde la academia y la actividad parlamentaria, todos los días, algunos con más intensidad que otros, aunque siempre sin tregua.

Vivo con orgullo mi mestizaje cultural valenciano y gallego. Soy nieta, hija y hermana de mujeres luchadoras, de quienes he aprendido el anhelo de justicia y también a practicar la resiliencia activa. Y hoy me siento especialmente emocionada, al recibir esta distinción de Les Corts Valencianes, la institución que representa la pluralidad de voces y el interés general de quienes habitamos el Pais Valencià.

Gran parte de mi trayecto vital, profesional y político lo desarrollo aquí … Ojalá que las semillas transformadoras sigan nutriendo esta comunidad, alentando otro sistema económico y social, en el que la justicia distributiva nos llegue a todas en igualdad.

En eixe esforç ens continuarem trobant…

Gràcies! Per mi i per totes les meues companyes.
Visca la Lluita feminista!

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta