Enjambre, autoras de comic en actitud combativa

Enjambre es una antología compuesta por 17 cómics y 2 relatos cortos escritos y dibujados por algunas de las mejores autoras nacionales e internacionales del momento; ellas forman un enjambre de autoras: despiertas, conscientes, organizadas y en actitud combativa, que revisan en sus historias el mito de lo asignado femenino en un espectro que abarca desde lo cotidiano a lo fantástico. 

El libro, con portada de María Herreros está coordinado por Susanna Martín (Alicia en un mundo real, Sonrisas de Bombay) y cuenta con el prólogo de Ana Miralles, y el epílogo de  Marika Vila; y en él participan:

Ana Galvá, Srta. M, Sonia Pulido, Lola Lorente, Míriam Muñoz, Txus García, Gally, Paulapé, María Castrejón, Susanna Martín, Pupi Herrera, Clara -Tanit Arqué, Mamen Moreu, Elisa McCausland, Alejandra Alarcón, Ana García, Raquel GU, Lydia Sánchez, MP5, Carla Berrocal, María Herreros y Cristina Durán. 

 

«Este libro es zumbido, es grito, es canto, es denuncia, es advertencia. Las autoras han querido reunirse esta vez para demostrar con su trabajo que no tienen nada en común, que están hartas de esa obsesión de entomólogo que tiene la sociedad, el sistema, la corriente de pensamiento imperante, llámenlo como quieran, en separar, clasificar y adjudicar a cada género su casillero estanco. Un casillero que no suele corresponder a la realidad cambiante de nuestra sociedad» (Ana Miralles).

«las autoras que componen esta obra son un enjambre de obreras; pues no solo son hembras, sino que son los miembros más activos y numerosos de la colonia; resultan imprescindibles y cuando forman un enjambre es para salir al exterior y empoderarse de un nuevo espacio donde generar su propio lenguaje transgresor, eliminar fronteras, romper la homogeneidad de las etiquetas y mostrar la singularidad en sus múltiples subjetividades» (Marika Vila).

Conversamos con Susanna Martín y con Cristina Durán, sobre Enjambre y lo que significa esta experiencia colectiva; ambas están en Valencia, con sus respectivas agendas completitas antes los actos en los que particparán en la Fira del Llibre. Susanna y Cristina responden conjuntamente, como parte de la dinámica colaborativa que han desarrollado con el resto de las obreras de Enjambre.

Ilustración de Cristina Durán incluida en Enjambre

 ¿Cómo surgió la iniciativa del trabajo colectivo?

 La idea fue de Álex Fernández, editor de Norma. Una tarde que quedamos para tomar unas cervezas nos lanzó la idea (María Castrejón estaba conmigo ese día), para ver qué nos parecía, sin un tema concreto ni nada. A él también la parecía necesaria esa reivindicación de un espacio. Y dijo que lo mejor era que lo coordinara otra autora, no un editor, y que le diéramos el giro que quisiéramos. Dejamos muy claro desde el principio que precisamente este libro sería una respuesta a la horrorosa etiqueta de “cómic en femenino” que nos cuelgan a todas siempre, independientemente de nuestro trabajo.

Coinciden tanto Cristina como Susanna a la hora de valorar el hecho de que una editorial como Norma se haya atrevido a publicar este proyecto, siguiendo otros ejemplos anteriores como la colección publicada por Ediciones Sins Entido, “Sin Nosotras”, en la que solo se editaban obras hechas por autoras.

 Cuál creeis que es el mayor valor que aporta Enjambre?

 Pensamos que el mayor valor que tiene es que muestra la gran diversidad de temas y de formas de mirar que tenemos las autoras de cómic hoy en día. No respondemos a la típica y anticuada imagen que se tiene de nosotras. Y esto creemos que ha sido gracias al hecho de que hayamos tenido libertad absoluta para crear. No había premisas, ni directrices ni siquiera un tema a tratar. En Enjambre hay de todo, historias curiosas, inquietantes, críticas y con mucho sentido del humor. Una muestra muy variada y pensamos que muy interesante. Una vez visto cómo ha quedado el libro, se me ocurre que hubiera resultado realmente curioso realizar un experimento con él … Si lo hubiéramos publicado con pseudónimos neutros, creo que muchas personas tendrían dificultad para discernir si algunas de las historietas han sido creadas por hombres o por mujeres … porque realmente no importa, lo que importa es que la historia esté bien contada, que emocione y que llegue al lector o lectora.

 Es verdad, importa la historia, lo que se cuenta y cómo; ahora bien, el mundo del cómic siempre ha sido un sector bastante masculinizado, en el que ha primado la mirada androcéntrica tanto de la temática como del tratamiento de los personajes de las historias; y todavía perviven demasiados estereotipos sexistas respecto a la cosificación de las mujeres y a las relaciones de poder desigual que trasladan gran parte de las historias … ¿Veis señales alentadoras que de que esto esté cambiando? ¿sois las dibujantes y autoras de cómics parte de este cambio? 

Sí está cambiando porque las historias están cambiando también. Se habla de cualquier tema y desde múltiples puntos de vista. Y por supuesto las autoras somos parte de ese cambio.

Ya son dos las mujeres que han obtenido el Gran Premio del Salón Internacional del Cómic de Barcelona: Ana Miralles y Purita Campos. Está claro que queda mucho camino por recorrer, pero el camino ya se ha iniciado, y cada vez somos más autoras creando y aportando nuestras visiones diversas.

Les pregunto sobre el fenómeno del resurgir del cómic social, como formato creativo para la acción política; si consideran que es algo real o si se trata de un fenómeno excepcionalmente relacionado con algunas experiencias concretas exitosas. Y una vez más lo tienen claro:

Que el cómic se haya abierto a nuevas temáticas y públicos es el reflejo de la madurez del medio. El cómic ya no es una publicación popular e infantil sino que puede ser -entre muchas cosas- una forma de expresión para denunciar situaciones sociales. Y si se tratan temas fuertes o extremos, el cómic es una forma muy buena porque permite decir mucho sin tener que recurrir a imágenes reales que a veces pueden herir sensibilidades.

Ilustración de Susanna Martín y María Castrejón

Ilustración de Susanna Martín y María Castrejón incluida en Enjambre

Desde que ha sido publicado Enjambre, han sido muchas y variadas las reacciones que ha suscitado este trabajo; esta obra colectiva está despertando un gran interés, y quizás confluyen en ello varios ‘factores llamada’: el prestigio y reconocimiento de muchas de las autoras de comic que participan en Enjambre es un hecho significativo, aunque también lo es que sean todas autoras y que alguna historietas recojan en parte algo de la denuncia social y de género que está cada vez más presente en nuestra sociedad. Tanto Crsitina Durán como Susanna Martín coinciden en esta valoración, en la importancia de la ‘actitud’ que entre todas han conseguido darle al libro y que explica que proliferen reseñas que identifican el libro como un ‘espacio de resistencia’ e incluso que las mismas autoras se identifiquen como ‘obreras’.

Ambas formáis parte de la Asociación de Autoras de Comic, y habéis participado en iniciativas como la de Wombastic, a través de la que ofrecéis  vuestras creaciones gráficas para la acción política de defensa de los derechos de las mujeres, en particular de los derechos sexuales y reproductivos  que pretende anular el anteproyecto de la Ley Gallardón … tras esta experiencia, decidme, ¿apostáis por una alianza feminista entre activistas y creadoras? ¿que os gustaría que ocurriese?

Nosotras lo que queremos es poder seguir trabajando con libertad en lo que más nos gusta, que es contar y dibujar historias. Pero, como mujeres que somos, también consideramos importante la parte activista. Queremos contribuir en lo posible a mejorar la situación de las mujeres, tanto aquí (que buena falta hace tal y como se están recortando de nuevo todos nuestros derechos) como en cualquier parte del mundo. A pesar de los avances conseguidos, la lucha feminista sigue haciendo falta. Así que si nuestro trabajo y nuestras creaciones pueden servir para cambiar algo, estaremos muy orgullosas y felices por haber puesto nuestro granito de arena al respecto. Pero no solo la lucha feminista es necesaria. Al final, lo que queremos es ser personas comprometidas con nuestra sociedad y nuestro entorno, en definitiva, con el ser humano. Así que nos aliaremos con cualquier causa por la que merezca la pena luchar.

En el contexto actual de articulación de formas de resistencia civil y feminista ¿qué proyecta una iniciativa colectiva como la publicación Enjambre?

 Como dice Ana Miralles en el magnífico prólogo (da mucho subidón leerlo), Enjambre es un grito, un zumbido. Al agruparnos unas cuantas autoras nos hemos dado un poquito más de voz y se nos ha oído. No somos representantes de nadie ni nada, pero sí que somos una pequeña parte de un colectivo que estamos bastante hartas de que se nos siga invisibilizando o encasillando. Espero que proyectemos ese hartazgo, abrir un poco de espacio -y mentes- y que se nos una muchas personas. No creo que sea casualidad que coincida con este contexto de movimientos sociales, además Enjambre va de la mano con la creación de la AAC. Inconscientemente empezamos a darnos cuenta mucha gente de la situación en la que nos están llevando y estamos dando pasos para intentar cambiarla. Con el 15M salieron algunas antologías, pero creo antologías solo con autoras y con una base feminista hay pocas. Piensa además que hasta hace pocos años se consideraba el cómic como una cosa solo de chicos, y nosotras hemos tenido la mayoría referentes masculinos. Enjambre proyecta una potencia, una diversidad y también unas ganas de salirse de esa normatividad o corsé en el que estamos todxs.

¿Qué os gustaría poner en valor, desde vuestra vivencia personal, sobre lo que significa para vosotras este proyecto colectivo?

Lo más importante es haber conseguido esa conexión entre nosotras. Muchas no nos conocíamos, aunque va en paralelo con lo que ha pasado tras la creación de la AAC, muchas estamos ahora conectadas, nos seguimos, estamos descubriendo la obra de otras autoras que nos llevan a conocer a otras autoras… Hemos trabajado durante más de un año en el proyecto, comentando todo, ayudando en el diseño del libro, intentando coincidir en firmas, compartiendo el trabajo o la angustia por no llegar a la fecha de entrega, jeje 😉

El relato que ellas mismas hacen sobre cómo ha sido el proceso de trabajo proyecta un estado de sororidad muy energético, alimentado entre todas, en su empeño de hacernos llegar este zumbido que Norma Editorial ha posibilitado.

En la Fira del Llibre de Valencia, del 24 de abril al 4 de mayo, algunas de las autoras de este libro estarán firmando y participando en  actividades relacionadas con este proyecto editorial:

  • El viernes, 25 de abril, varias de las chicas estarán en Futurama Cómics a las 19:00 para una gran sesión de firmas.
  • Y el sábado 26 algunas de las abejitas estarán presentes en la Fira del Llibre de Valencia para firmar ejemplares y mucho más:

17:00 Caseta de la organización.

18:00 Mesa redonda “Enjambre: obreras de la historia de hoy”.

19:30 Caseta de La casa del libro.

  • Domingo 4 de mayo, a las 12:00 en el stand de La casa del libro.

 

Reseñas y entrevistas sobre Enjambre de interés

Deja un comentario