Mujeres precursoras: Simone de Beauvoir

Google nos sorprende hoy con un recordatorio muy especial, el doodle dedicado a una de las mujeres precursoras de mayor influencia en el feminismo contemporáneo: Simone de Beauvoir. Hoy hace exactamente 106 años del nacimiento de esta filósofa existencialista y madre del ‘feminismo segunda ola’.

106SimoneBeauvoir_google

Con motivo de este aniversario, recupero la entrada en el glosario de Mujeres de Precursoras de Simone de Beauvoir.

“El Feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”

“No se nace mujer, llega una a serlo. Ningún destino biológico, físico o económico define la figura que reviste en el seno de la sociedad la hembra humana; la civilización es quien elabora ese producto intermedio entre el macho y el castrado al que se califica como femenino”
“El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres”
“¿Qué es un adulto? Un niño inflado por la edad” (Simone de Beauvoir)

Nació en París, en 1908, en una familia burguesa, siendo educada bajo una fuerte moral cristiana, pero en su juventud rompió con la fe religiosa y las tradiciones de su infancia.

242.jpg En 1929, después de conocer a Jean Paul Sartre en la Sorbona, donde ambos estudiaban filosofía, se unió estrechamente al filósofo y su círculo, creando entre ellos una relación que les permitió compatibilizar su libertad individual con su vida en conjunto. Fue profesora de filosofía hasta 1943 en escuelas de diferentes lugares de Francia hasta que la ocupación alemana en París, a causa de la II Guerra Mundial, la alejó de la enseñanza.

Durante ese periodo vivió en la ciudad tomada, formando parte del movimiento de la Resistencia Francesa.

Su vida en común con Jean Paul Sartre ha influido decisivamente en su obra, adscrita a la corriente existencialista francesa.

En su primera novela, La invitada (publicada en 1943), exploró los dilemas existencialistas de la libertad, la acción y la responsabilidad individual, temas que aborda igualmente en novelas posteriores como La sangre de los otros (1944) y Los mandarines (1954) , novela por la que recibió el Premio Goncourt; la cual se considera la más importante de todas sus obras.

Las tesis existencialistas, según las cuales cada quien es responsable de sí mism@, impregnan también sus obras autobiográficas, entre las que destacan Memorias de una joven de buena familia (también conocida como Memorias de una joven formal) (1958) y Final de cuentas (1972).

Pero que duda cabe, que de entre sus obras, se encuentran las que se consideran elementos fundacionales del feminismo; muy especialmente El segundo sexo.

“Efectivamente, en nuestros días el hombre representa el positivo y el neutro, es decir, el macho y el ser humano, mientras que la mujer es sólo el negativo, la hembra. Cada vez que la mujer se conduce como un ser humano, se dice que se identifica con el varón. Sus actividades deportivas, políticas, intelectuales, el deseo que siente por otras mujeres, se interpreta como una “protesta viril”; no se quieren tener en cuenta los valores hacia los que ella se trasciende, lo que lleva evidentemente a considerar que ha elegido la opción inauténtica de una actitud subjetiva. El gran malentendido sobre el que descansa este sistema de interpretación es que se admite que es natural para el ser humano hembra convertirse en una mujer femenina: no basta con ser heterosexual, ni siquiera ser madre, para realizar esta idea. La idea “mujer, mujer” es un producto artificial que fabrica la civilización como antes se fabricaban castrados; sus supuestos “instintos” de coquetería, de docilidad se insuflan como al hombre el orgullo fálico; él no siempre acepta su vocación viril; ella tiene buenas razones para aceptar menos dócilmente todavía la que se le ha asignado”. (S. DE BEAUVOIR: El segundo sexo)

BIBLIOGRAFÍA

Entre sus ensayos escritos hay que destacar:

  • El segundo sexo publicado en 1949, se trata de un profundo análisis sobre el papel de las mujeres en la sociedad occidental y se considera el ensayo feminista más importante del siglo XX.
  • La vejez, publicado en 1970, sobre el proceso de envejecimiento donde critica apasionadamente la actitud de la sociedad hacia los ancianos,
  • La ceremonia del adiós, publicado en 1981, donde evoca la figura de su compañero de tantos años, Jean Paul Sartre.

Otra Bibliografía destacada

  • La mujer rota (2001)
  • Cartas a Sartre (1996)
  • Obras completas (1978)
  • La opresión de las mujeres (1977)

ENLACES DE INTERÉS

Deja un comentario