Mujeres Precursoras: María Telo

El pasado 6 se agosto murió María Telo, tenía 98 años y gran parte de ellos los había dedicado a luchar por la igualdad, como ella misma narró en su libro Mi lucha por la igualdad jurídica por la mujer.

María Telo fue una mujer precursora y a ella le debemos, entre otras cosas, la reforma del código civil en España.  En su libro relata su lucha personal en pos de conseguir una reforma legislativa que anulara todos los presupuestos obsoletos sobre la mujer que la relegaban a un estatus legal jurídico idéntico al de menores y misnuválidos psiquicos y además le obligaba a obedecer al marido por imperativo legal.

“Se me metió entre ceja y ceja cambiar el Código Civil”

Y fue gracias a su insistente trabajo que las mujeres españolas casadas volvieron a ser consideradas personas con capacidad jurídica propia, en 1975, como ya lo habían sido en la II República.

María Telo Núñez

Hace años que en el glosario de Mujeres Precursoras: María Telo Núñez tiene su reseña propia; un humilde reconocimiento y agradecimiento por su extraordinaria contribución a la igualdad jurídica.

María Telo Núñez, nacida en Cáceres el 8 de octubre de 1915, vio interrumpidos los estudios de Derecho que inició en la Universidad de Salamanca en 1932, por la guerra civil.

También pudo ser testigo de cómo la pequeña apertura de la sociedad española hacia la igualdad de las mujeres, junto con sus aspiraciones a convertirse en notaria se iban al traste. Al finalizar la contienda, los derechos de las mujeres practicamente desaparecieron y se les impidió acceder a puestos públicos por considerar “que no estaban preparadas para ello”. Consiguió concluir su carrera en 1940 en la Universidad de Zaragoza y en 1944, a pesar de la negativa del jurado que la examinó, consiguió convertirse en la primera mujer en ingresar por oposición en el Cuerpo Técnico de Administración Civil del Ministerio de Agricultura. También fue la primera mujer en España que ocupó una Jefatura de Sección, tras duros años de lucha y pese a la falta de comprensión y de apoyo de la mayoria de sus compañeros de trabajo.

En 1952 ingresó en el Colegio de Abogados de Madrid y ejerció la profesión durante 40 años. Precisamente apoyada por el Decano del Colegio de Abogados puso en marcha en 1969 un Consejo Abierto de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Juddicas, asociación a la que pertenecia desde 1956, y que, por primera vez en toda la dictadura franquista, trajo a España a las delegadas de los países comunistas del Este de Europa. Su ponencia en el Consejo, titulada La mujer en el Derecho Civil sentaria las bases para el inicio de su lucha personal en pos de conseguir una reforma del Código Civil que anulara presupuestos obsoletos sobre la mujer que la relegaban a un estatus legal jurídico idéntico al de menores y misnuválidos psiquicos y además le obligaba a obedecer al marido por imperativo legal.

Tras el éxito del Consejo, cuyas conclusiones conmocionaron a la sociedad española del momento, María Telo inició una corriente de opinión favorable a la reforma del Derecho de Familia. Para ello, creó y presidió la Comisión de Estudios Juridicos de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas en España y se encargó de elevar la petición de revisión de las leyes relafivas hasta el Ministerio de Justicia.

En 1971, para que esta Comisión pudiese actuar con personalidad juridica, fundó la Asociación Española de Mujeres Juristas que se integró dentro de la Federación Internacional de Mujeres de Carreras Jurídicas, de la que fue primera presidenta durante ocho afios. Entre 1971 y 1975, Maria Telo consiguió que cuatro mujeres, entre las que ella se contaba, entraran a formar parte de la Comisión General de Codificación del Ministerio de Justicia encargada de revisar el Código Civil. Durante cuatro años analizaron todos y cada uno de los artículos relativos al Derecho de Familia y gracias a la resistencia de María Telo y de Concha Sierra la Comisión aprobó la anulación de la licencia marital, asi como todos los recortes de las libertades de las mujeres previstos por el Código Civil. La consecuencia inmediata fue la elaboración de los Anteproyectos de Ley del 2 de mayo de 1975, sobre “Situación jurídica de la Mujer Casada y los Derechos y Deberes de los cónyuges”, que devoMó a la mujer su capacidad juridica y la Ley 13 de mayo de 1981 sobre “Filiación, Patria potestad y Régimen Económico del matrimonio”, que puso a la mujer en plano de igualdad legal con su marido en cuanto a la administración y disposición de bienes gananciales.

RECONOCIMIENTO DE SU APORTACIÓN

  • La Cruz Distinguida de Primera Clase de San Raimundo de Peñafort, del Ministerio de Justicia, en 1976.
  • La Medalla al Mérito de la Doctora Pérez Perozo, fundadora de la Federación Venezolana de Abogadas, en 1978.
  • Premio Rosa Manzano de Mujer y Socialismo (PSOE), 1992.
  • Premio Mujer Progresista de la Asociación de Mujeres Progresistas, en 1996.
  • La Condecoración de la Federación Latinoamericana de Abogadas, en 1996, “como testimonio y reconocimiento a su solidaridad para las abogadas y mujeres de carreras juddicas, en las luchas por obtener verdaderos espacios de Igualdad, Justicia y Paz para la humanidad y por su esfuerzo al contribuir a la evolución de las Instituciones del Derecho”.
  • Premio Clara Campoamor, primera edición, concedido por el Ayuntamiento de Madrid, 2006.
  • Doctora Honoris Causa por la Universidad de Salamanca. Presentada y defendida por la porfesora Esther Martínez Quinteiro, Noviembre de 2007.
  • Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, aprobada en Consejo de MInistros del 7 de diciembre de 2007.

BIBLIOGRAFÍA

 Mi lucha por la igualdad jurídica por la mujer. Editorial Aranzadi, 2009.

ENLACES DE INTERÉS

IN MEMORIAM

Comments

Deja un comentario