Violencia de género en la UE: la epidemia del terrorismo patriarcal

Terroríficos son los resultados de la encuesta sobre violencia de género en la UE recién publicada. El 33% de las europeas, es decir, 62 millones de mujeres, han sufrido algún tipo de abuso físico, una de cada diez ha sido agredida sexualmente y una de cada 20 ha sido violada alguna vez en su vida; y esto pasa en una de las áreas geográficas más privilegiadas del mundo, donde tres de cada cuatro mujeres siguen sin denunciar los malos tratos. Los datos salen de la mayor encuesta realizada nunca sobre violencia de género -a 42.000 mujeres- los acaba de facilitar la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE (FRA) y ponen en evidencia la violación sistemática de los derechos de las mujeres en una sociedad infectada de la epidemia del terrorismo patriarcal.

La encuesta realizada se basa en la percepción que tienen las mujeres sobre la violencia machista; este enfoque arroja resultados sorprendentes y llamativas diferencias por países. Los países escandinavos tienen más mujeres que relatan haber sufrido violencia a manos de sus parejas actuales o pasadas. En cambio, en países del sur y del este, como España, Portugal, Grecia o Polonia, los porcentajes son más bajos.

Percepción de la violencia machista en Europa

Mujeres que aseguran haber sido víctimas desde la edad de 15 años de violencia física o sexual por una pareja actual o pasada: sorprenden los porcentajes elevados de los países nórdicos (el 52% en Dinamarca, el 47% en Finlandia y el 46% en Suecia) así como en Holanda (45%), Francia (44%) y Reino Unido (44%); mientras que los menores porcentajes se dan en países  como Polonia (19%), Austria (20%), Croacia (21%), Chipre (22%) y España (22%).

¿Quieres esto decir que hay mas incidencia de la violencia machista en el norte de Europa que en España, por ejemplo? Es obvio que no;  España no tiene menos incidencia de violencia de género que Suecia porque aquí sucedan menos casos, sino porque se perciben menos, es decir, está más ‘normalizada’ la violencia en las vidas de las mujeres y sale menos a la luz (a pesar de los escalofriantes datos que tenemos de asesinatos machistas, a muchas mujeres les resulta difícil identificar otras formas de violencia más cotidianas); tal y como se explica en estos artículos:

 A este respecto, Miguel Lorente, ex-delegado del gobierno sobre la violencia de género, en declaraciones al programa hora 25 identificaba dos factores de relevancia que ayudan a explicar los resultados de la encuesta en España: “El primero que las instituciones a veces miran a las mujeres como casos, números o expedientes, y eso cuando es una violencia que afecta tanto, hace que te sientas instrumentalizada”. Y por otra parte, habla de la relación social de esta lacra. “Fuera de programas específicos en medios de comunicación, de lo que más se habla es de denuncias falsas. Y cuando una mujer cree que no la van a creer, que van a dudar… esa inseguridad se convierte en pasividad, no se atreven a denunciar”. “Por desgracia, la sociedad se ha acostumbrado a estos casos. En los medios, se ha trasladado de medios nacionales a medios locales. Esa presencia informativa le está quitando un poco de interés salvo casos muy llamativos”.

El propio informe de la FRA aclara que las diferencias entre países puede deberse a factores como el tabú que para muchas mujeres supone admitir que han sido agredidas o incluso la consideración de que la violencia de género es un asunto familiar que no debe airearse. Y es que el informe es el resultado de una encuesta basada en percepciones, con lo que hay que tener en cuenta las variables y factores que influyen en su formación; uno de los más determinantes es la igualdad de género, de hecho hay una correlación directa: cuanto más igualitario es un país, más se habla de los incidentes violentos contra las mujeres y a las mujeres les resulta más fácil identificarlo y hablar de ello.

 “No se trata de que haya menos violencia en un país que en otro. De hecho, es probable que en los lugares donde las mujeres no están familiarizadas con este tipo de encuestas, donde no hablen de esta cuestión, se reporten menos casos”.

 

Comments

Deja un comentario